— Bilbao 2018 —

¿Por qué van a pagar las empresas si regalamos los repost de nuestro propio perfil?

Hay empresas que se aprovechan de esa gran debilidad humana (y que tanto se empeñan en fomentar las redes sociales) para promocionar su marca gratis… Y no solo eso… Es que, además, les damos las gracias.

Son varias las personas que se han interesado por mi opinión sobre este tema en los últimos meses. Muchos son profesionales del marketing digital, otros, fotógrafos profesionales y amateurs. Las opiniones son encontradas pero creo que hay poner un poco de cordura en todos esto. 

Bah… Si es que por una foto…

No voy a descubrir nada nuevo si os digo que el valor que le da la gente en general a la fotografía es muy poco y cada vez menos. El problema de verdad viene cuando los profesionales del sector empiezan a caer en esa trampa. Voy a decir algo de pero grullo pero que parece que hoy en día se nos olvida. Si haces una foto (amén de modelos y edificios con derechos de imagen), la foto es tuya. Ya seas un profesional o un amateur. La foto es tuya y sus derechos también.

Si las subes a redes, pierdes sus derechos.

Esta es una afirmación que viene un poquito de la anterior y que, obviamente, es falsa. Si subes tus fotos a Facebook o Instagram sus condiciones generales (Esa cosa de 4 folios que le damos a aceptar sin leer una línea) dicen que les cedemos los derechos a ellos. PERO A ELLOS. Facebook admite el derecho de los usuarios de compartir TU PUBLICACIÓN. No tu imagen. Tu publicación incluye (si lo hay) tu texto y tu perfil linkado quedando claro que la autoría de la imagen es tuya. Esto ha llevado al error a mucha gente de pensar que pueden coger tu imagen y postearla ellos. Esto es ROBAR. Obviamente, en Instagram, que ni siquiera tiene la función de repostear, es aún más flagrante.

Os voy a poner un ejemplo: Cuando hablas de este tema, siempre hay alguien que viene con el “es que haces la imagen pública así que puedo hacer con ella lo que quiera”. Bien… Imaginaos que vais paseando tranquilamente por una calle de vuestra ciudad con coches aparcados al lado de la acera. De repente, os invade una vagancia extrema, cogéis una piedra, rompéis la ventanilla de uno de esos coches, y os lo lleváis tranquilamente a casa. ¿A alguien le entra en la cabeza, que cuando la policía llame a tu puerta te puedas excusar con un “Es que estaba en la vía pública”? Es que me los imagino engrilletados gritando “¡Pero si grabé en la puerta del copiloto el nombre del dueño del coche!”.

A nadie se le ocurre semejante temeridad. Y no se le ocurre porque tiene claro que el coche, aunque esté a la vista del público, tiene un propietario. Tenemos que trabajar para que la gente, pero sobre todo los profesionales, entiendan que las imágenes (todas) tienen su propietario y que, para utilizarlas, deben saber las condiciones de uso de esa imagen. Y si la excusa es que no sabes de quién es la imagen la respuesta es tan fácil como que si no sabes sus condiciones de uso, no debes usarla. Fácil… ¿Verdad?

¿Estás ganando dinero con mi foto?

Creo que esta es la pregunta que marca la diferencia entre las acciones que debemos o no debemos tomar simpre según mi opinión personal. Para mí, no es lo mismo que un particular utilice mi foto, a que lo haga una cuenta temática de Instagram o a que lo haga una empresa. Y la pregunta que me hago siempre es “¿Qué están ganando con mi foto?”.

1. Particulares: Esta es la parte más dura porque concienciar de todo lo expresado anteriormente a un particular que no esté interesado en nada de esto son ganas de darte de cabezazos contra la pared. Hay grupos en Facebook en los que se fusilan fotos todos los días y, encima, sin ni derecho a pataleta porque ELLOS SABEN MÁS QUE TÚ. Generalmente te roban la foto para aumentar su ego a base de likes y un “jo, qué bonitas fotos haces”. Entrar aquí si merecen que les factures o no, es algo muy personal.

2. Cuentas temáticas de Instagram: Hablo de los archiconocidos “igersX”, “esta_es_X” “Addicted_to_X”. Creo que esta va a ser una de esas “unpopular opinions” pero a mi no me importa que estas cuentas me reposteen (citando claro). Y no me importa porque para mí es justo. Estas cuentas hacen un trabajo de selección de la temática brutal y, a mí, me facilitan el trabajo de buscar inspiración o nuevas localizaciones. Me parece justo que aportar algo de vez en cuando de lo que otros puedan aprender. Además, estas cuentas suelen atraer gente a tu perfil.

3. Empresas que no invierten un euro en fotografía: Aquí es donde realmente veo el problema. En mi ámbito local, hay empresas que llevan su Instagram a base de sacarle una foto con el movil al plato, y luego coger las mejores fotos de la localidad para ponerlas (citando al autor) en su perfil. Aquí es donde la pregunta del encabezamiento cobra sentido. Estas empresas están ganando dinero a base de promocionar su localización pagando 0 euros por las imágenes. Si ellas pagan 0 euros, nosotros cobramos 0 euros. Es más. Si, viendo que trabajan Instagram, vas a ofrecerle un servicio profesional de fotografía para crearles contenido ad-hoc te responden, poco más o menos, con un “para qué voy a pagar, si gratis me va de lujo”.

 
Últimas reflexiones.
  • Estimadísimos gestores de contenido digital: EL CONTENIDO NO PUEDE SER GRATIS. Ustedes cobran por gestionar las redes de esa empresa. ¿Ven justo que yo no cobre por llenarles el contenido? 
  • ¿Serán conscientes los fotógrafos amateurs del daño económico que producen al profesional al ceder gratis sus fotografías? Si no quieres / puedes cobrar por ellas… AL menos exige que no se usen.

 

¿Has tenido algún problema de este tipo? Cuéntamelo en los comentarios.
 — Bilbao 2018 —

¿Necesitas fotos
para tu web?

ESCRÍBEME