— BILBAO 2020 —

Cambiar cielos en Photoshop nunca ha sido tan fácil. Adobe ha lanzado su Sky Replacement que promete facilitarnos mucho esta árdua tarea.

He de reconocer que casi nunca estoy pendiente de las mejoras que lanza Adobe. Mi flujo de trabajo es bastante estable y no hay un área de mejora sustancial en la que, de haber novedades, me suponga un interés especial. Sin embargo, todo el ruido que hizo Luminar hace no mucho con la tecnología que permitía cambiar cielos de manera sencilla ha hecho que con el Sky Replacement de Photoshop me haya picado la curiosidad. ¿Quereis ver cómo funciona? PUES VAMOS.

CÁMARA

FUJI XH1 – Fujinon 100-400mm

DATOS EXIF

F.1 V: 1/125 segs.  ISO: 400

LUGAR

Gaztelugatxe (Bizkaia)

¿Quién diría que ese cielo no estaba ahí?

Creo que la imagen de arriba es una buena muestra de lo bien que trabaja la nueva herramienta de Photoshop. El blendeo (cómo se funde) del cielo es muy bueno y, además, tenemos herramientas para refinarlo a nuestro gusto. Pero esto no es lo que más me ha gustado de la herramienta. Lo mejor de Sky Replacement es la capacidad de personalización de todos los ajustes que aplica y la integración dentro de la propia herramienta. 

Funcionamiento de la herramienta

El funcionamiento es muy sencillo e intuitivo. Simplemente yendo a “Editar -> Sustitución de cielo” se no abrirá un panel en el que simplemente seleccionando el cielo deseado, se incorporará a nuestra imagen. Aquí podremos ajustar el cielo a nuestro antojo, teniendo la posibilidad de moverlo, incluso. También podemos ajustar tanto la luz que hará de tránsito entre el nuevo cielo y nuestra imagen como la luz que, en caso necesario, ayudará a modificar nuestro primer plano para que el ajuste de las dos imágenes sea aun más creíble.

 

La gran ventaja: Refinamiento del blending.

Hace tiempo que Luminar hace que el trabajo de cambiar un cielo sea bastante sencillo. El problema, para mí, es que es un plugin externo a Photoshop: Hay que cargarlo, ajustar y esperar a que exporte el resultado a una capa. Si, por lo que sea, quieres reajustar algo, tienes que volver a empezar con el proceso. La gran ventaja de la nueva herramienta de Adobe es que puedes refinar y reajustar todos los parametros del cambio de cielo a posteriori. 

La sustitución de cielos crea un grupo con las capas correspondientes a los ajustes que hayamos utilizado para crear nuestro blending. Una capa para la temperatura del cielo, otra para el brillo… Pero, para mí, lo más importante es que nos deja refinar la máscara que ha creado para aplicar el cielo a nuestro gusto. Esto es un salto enorme porque ya no tendremos que volver a la casilla de salida y volver a reajustar todo o, en su defecto, apañar esa pequeña zona haciendo una “chapucilla” con el tampón de clonar.

Simplemente, ajustamos la máscara de capa pintando con negro o blanco… Y YA ESTÁ.

 

Ejemplos y pequeñas sorpresas.

Creo que la mejor forma de explicaros qué tal funciona la herramienta es con algunas ejemplos. 

Como podéis ver, el resultado es muy bueno en todas las situaciones. Me ha sorprendido muy gratamente cómo, en la primera imagen, consigue un muy buen detalle incluso en la zona de la que cuelgan las plantas. No sé si es suficiente para un trabajo al detalle, pero desde luego es una muy buena base de la que partir. 

¿Y ahora qué?

Y aquí viene… EL MIEDO. ¿Hay que cambiarle el cielo a todas las fotos? ¿Para qué molestarse en madrugar si puedo pegar el cielo de otro día? La respuesta a estas preguntas te las tienes que contestar tú solo pero, si quieres, te digo mis respuestas. Para mí, vivir el momento es innegociable. Lo mejor de la fotografía es planificar, salir, frustrarse porque no lo has conseguido esa vez… y vivir la satisfacción de cuando por fin lo consigues. Pero esta es MÍ visión de la fotografía. Si la tuya es distinta, no es ni mejor, ni peor. Es distinta. 

Sky replacemnt no me va a ahorrar ningún madrugón ni ningún esfuerzo. Los seguiré haciendo porque esta es mi pasión y mi manera de vivirla pero sí que me ayudará a conseguir mejores imágenes en lugares que, por ejemplo, tendré complicado volver y no conseguí unas condiciones de luz buenas. Y sí… si cambio un cielo, no os preocupéis que no se me caerán lo anillos en reconocerlo.

 
 — BILBAO 2020 —

¿Necesitas fotos
para tu web?

ESCRÍBEME